Consultas VIH/ITS > Preguntas frecuentes.

VIH

Prácticas sexuales y VIH

La principal práctica de riesgo para el VIH es la penetración sin preservativo (tanto para quien penetra como para la persona penetrada). Para leer más información sobre prácticas sexuales y VIH, clicka sobre la práctica que te interese:

Infecciones de transmisión sexual (ITS)

Infecciones parasitarias

Infecciones por hongos

¿Qué es el VIH? ¿Y el Sida?

VIH

¿Qué es el VIH? ¿Y el Sida?

El Sida es una enfermedad debida a la destrucción progresiva del sistema inmunitario provocada por un virus llamado VIH (Virus de la Inmunodeficiencia Humana). Para reproducirse, este virus ataca el sistema inmunitario, que es el método de defensa del organismo contra las agresiones externas de virus, bacterias, hongos microscópicos y parásitos. Cuando una cantidad importante de células del sistema inmunitario (llamadas CD4) han sido destruidas, las defensas se encuentran debilitadas. El riesgo de una infección oportunista es entonces muy elevado; cuando se produce se dice que la persona tiene sida (Síndrome de inmunodeficiencia adquirida) y su salud está seriamente comprometida.

La única manera de saber si una persona tiene el VIH es haciéndote la prueba; en este proyecto te facilitamos la realización de la prueba del VIH.

Volver al índice


¿Cómo se transmite el VIH?

¿Cómo se transmite el VIH?

Para que se pueda transmitir el VIH han de darse estas tres condiciones:

  1. Presencia del virus.
  2. Fluido con capacidad de transmisión – El virus VIH está presente en todos los fluidos de las personas infectadas (orina, sudor, lágrimas, saliva…) pero sólo se encuentra en niveles de concentración con capacidad de infectar en la sangre, el semen, el flujo vaginal y la leche materna (ordenados de mayor a menor capacidad de infectabilidad).
  3. Puerta de entrada. Para que se produzca una infección el virus tiene que entrar en el organismo; pasar al torrente sanguíneo. La manera que tiene el virus de entrar en el organismo son las heridas (o microheridas) y las mucosas.

Se necesita una cantidad mínima de virus (umbral) para provocar la infección. Por debajo de este umbral, el organismo consigue liberarse del virus y le impide instalarse.

Volver al índice


¿Cómo afecta la carga viral a la transmisión del VIH?

¿Cómo afecta la carga viral a la transmisión del VIH?

La carga viral es el número de copias de virus por mililitro de sangre; cuando la medicación que toma una persona para controlar la infección por VIH es eficaz, el número de copias del VIH puede reducirse muchísimo. Tanto que los instrumentos que miden la carga viral pueden no detectarlos; esto puede pasar con menos de 50 copias por mililitro. Cuando esto ocurre se dice que la persona está indetectable (lo cual no quiere decir que se haya curado, ya que la infección sigue presente en el organismo).

Si la carga viral es indetectable en sangre, el riesgo de transmisión del VIH es mínimo, aunque no se puede hablar de riesgo cero o nulo. No puede descartarse una posible infección, puesto que la carga viral puede variar en función de algunos factores, como por ejemplo la adherencia al tratamiento o la presencia de otras infecciones que podrían provocar un aumento de la carga viral.

Volver al índice


¿Qué es la PEP? ¿Se te ha roto el condón en una penetración?

¿Qué es la PEP? ¿Se te ha roto el condón en una penetración?

La Profilaxis post-exposición (PEP) consiste en administrar fármacos antirretrovirales después de una posible exposición al VIH para intentar evitar la infección. Tienen acceso a la PEP todas las personas que puedan haber tenido una exposición al VIH de alto riesgo.

Este tratamiento tiene que ser prescrito por un equipo médico y solo se proporciona en la farmacia del hospital. Para ello se puede acudir a los servicios de urgencias de los centros hospitalarios donde valorarán el riesgo real. Este tratamiento antirretroviral se administra a lo largo de un periodo de 28 días (cuatro semanas). Para tener la máxima probabilidad de ser eficaz se debe empezar a tomar lo antes posible después de la exposición (idealmente en las 4 primeras horas). A partir de las 72 horas desde la exposición, las posibilidades de que esta profilaxis sea eficaz son tan bajas que ya no está clínicamente indicada. Es importante tomar los fármacos tal como se han prescrito y hacer un seguimiento mediante pruebas del VIH para descartar que se haya producido la infección.

En general, en los servicios de urgencias hospitalarias proporcionan medicación para la profilaxis sólo para unos días, los suficientes para hacer un seguimiento con el especialista, que ofrecerá información sobre reducción de riesgos y sexo más seguro y facilitará el resto de los fármacos para completar los 28 días, a través de la farmacia del hospital. Este funcionamiento depende del centro hospitalario.

Más información en www.stopsida.org

Volver al índice


Detección del VIH

Detección del VIH

  • Puede detectarse mediante el análisis de una muestra de sangre o saliva.
  • La prueba de detección se realiza mediante el test E.L.I.S.A., método que detecta los anticuerpos producidos por el organismo como reacción a la presencia del virus.
  • Un resultado negativo nos indica que la persona no tiene VIH.
  • Un resultado positivo no es suficiente para determinar que la persona tiene VIH; hay que hacer una prueba más específica para eliminar cualquier posibilidad de error. Esta prueba se llama Western Blot y un resultado positivo tras esta prueba (que se realiza sobre la misma muestra de sangre) nos indica que la persona tiene VIH. Un resultado negativo nos indica que no lo tiene.
  • En algunas ONGs, como Stop Sida, se realiza el test Combo, que además de la prueba Elisa, incluye también la detección de una parte del VIH: el antígeno P24.

Volver al índice


Tratamiento de la infección

Tratamiento de la infección

Los tratamientos específicos contra el VIH se denominan Tratamientos Antirretrovirales. Estos tratan de evitar la reproducción del virus dentro de las células infectadas.

Actualmente las combinaciones de medicamentos consiguen en muchos casos reducir el número de copias de VIH a valores mínimos. Esto permite a muchas personas comenzar una recuperación del sistema inmunitario lenta pero constante y librarse de los efectos o riesgos de sufrir infecciones oportunistas, aunque de momento no consiguen erradicar el virus del todo.

Si la carga viral es indetectable en sangre, el riesgo de transmisión del VIH es mínimo, aunque no se puede hablar de riesgo cero o nulo.

Si tienes alguna duda sobre tratamientos del VIH, puedes escribir a la organización Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (GTT): Aquí

Volver al índice


¿Qué es la PrEP? ¿Se puede tomar en España?

¿Qué es la PrEP? ¿Se puede tomar en España?

Desde hace unos años se están realizando estudios para el uso de un medicamento contra el VIH como una herramienta preventiva en uso combinado con el preservativo. Actualmente este medicamento no se está administrando para este uso desde los servicios de salud pública en España. En algunos países, como Estados Unidos, sí se está aplicando con criterios adaptados a su realidad creándose una estrategia específica.

Para que el uso de la PrEP sea seguro se requiere un seguimiento médico, incluso desde antes de tomarla, en particular por la necesidad de realizar varias pruebas previas.

Además, su eficacia está condicionada por la utilización de un producto garantizado y una adherencia elevada. El acceso de los medicamentos contra el VIH en España se realiza exclusivamente a través de las farmacias hospitalarias; cualquier otro canal de suministro no ofrece las garantías requeridas.

Actualmente no se reúnen estas condiciones en España. Esta herramienta no está enmarcada en una estrategia del cuidado integral de la salud: no está definido dónde se administraría, quién la prescribiría y dónde, cómo y quién haría su seguimiento. Así mismo, no existe un protocolo o recomendaciones consensuadas por los agentes socio-sanitarios que garanticen un acceso universal y gratuito para las personas destinatarias de esta estrategia.

Algunas ONG, como Stop Sida, están solicitando que se definan estas cuestiones para que la PrEP esté disponible y sea accesible en Europa.

Volver al índice

Felación / mamada

Prácticas sexuales y VIH

La principal práctica de riesgo para el VIH es la penetración sin preservativo (tanto para quien penetra como para la persona penetrada). Para leer más información sobre prácticas sexuales y VIH, clicka sobre la práctica que te interese:

Felación / mamada

Hacerla:

Consiste en estimular (lamer,chupar,…) el pene con la boca.

La felación sin preservativo y sin eyaculación en la boca se considera una práctica de riesgo mínimo para el VIH (casi inexistente), ya que no se ha podido demostrar la capacidad del líquido preseminal para transmitir el VIH y no existe ningún caso documentado de transmisión del VIH a través del líquido preseminal. Sí que existe un riesgo bajo si hay presencia de semen en la boca, ya que el semen puede entrar en contacto con la mucosa de la boca y posibles heridas en la boca o la garganta y de ahí pasar al torrente sanguíneo.

La saliva contiene enzimas que destruyen al virus; además, las membranas mucosas en la boca ofrecen más protección que las del ano/recto, cicatriza muy rápidamente y los fluidos generalmente no permanecen en la boca por mucho tiempo (ya que se tragan o se escupen). De todos modos la importante concentración de virus en el semen hace que ninguna de estas protecciones naturales sea eficaz si existe eyaculación dentro de la boca. En caso de tragarlo, el riesgo aumenta por el contacto del semen con la mucosa del esófago.

Recibirla:

Recibir sexo oral (que te hagan un felación) no es una práctica de riesgo para el VIH, ya que la persona sólo entra en contacto con la saliva.

Cómo reducir riesgos:

Si hubiera eyaculación en la boca, se reduce el riesgo escupiendo el semen y haciendo enjuagues sólo con agua (evitando alcohol y otros fluidos que puedan dañar la mucosa de la boca).

La presencia de lesiones en la boca o encías (por ejemplo por una infección bucodental, o tras cepillarse los dientes o usar hilo dental) puede aumentar el riesgo de transmisión del VIH. Una forma de disminuir el riesgo, es alargar el tiempo entre el cepillado de dientes y la práctica sexual.

Las extracciones dentales o algunos elementos externos a la boca pueden suponer posibles puertas de entrada (piercings sin cicatrizar, braquets…)

Algunos elementos externos a la boca pueden suponer posibles puertas de entrada: piercings sin cicatrizar, braquets…

Ver vídeo: Blowjob

Volver al índice


Penetración anal

Penetración anal

Si se realiza sin preservativo se considera una práctica de riesgo alto en la transmisión del VIH, tanto para quien penetra como para quien es penetrado.

Tiene un riesgo más alto la persona que es penetrada, y aumenta si eyaculan dentro.

Si el preservativo no se rompe, no existe riesgo de transmisión del VIH. Si el condón está correctamente colocado, se utiliza desde el principio y se lubrica con un producto de base acuosa o de silicona el riesgo de rotura es muy bajo (las roturas de condones se producen casi siempre por una incorrecta utilización).

Si tienes VIH y mantienes la carga viral indetectable, el riesgo de transmisión del VIH se reduce al mínimo.

Si penetras o te penetran sin preservativo, hay algunas cosas que puedes hacer para reducir el riesgo:

  1. Reducir el número de parejas sexuales en general, o el número de parejas con las que realizas la penetración no protegida.
  2. Utilizar mucho lubricante en tus penetraciones para reducir la posibilidad de que se produzcan heridas, tanto en el pene como en el ano.
  3. Evitar que te penetren y, si lo hacen, evitar que eyaculen dentro.
  4. Evitar que se produzcan lesiones en tu ano antes de la penetración (por ejemplo, evitar la introducción del puño, o dejarlo para después de la penetración)
  5. Evitar utilizar lavativas antes de la penetración o su uso frecuente, ya que debilitan la mucosa anal y la hacen más susceptible de heridas.
  6. No compartir juguetes sexuales y si lo haces ponles un condón en cada uso.

Ver vídeo: Penetration

Ver vídeo: Para que no se te rompa el preservativo

Volver al índice


Penetración vaginal

Penetración vaginal

La penetración vaginal sin preservativo es una práctica de alto riesgo para la persona que penetra y para la que es penetrada. El riesgo biológico es mayor para la persona que es penetrada. El riesgo para la persona que penetra es mayor durante el período de menstruación debido a la presencia de sangre.

Volver al índice


Cunnilingus

Cunnilingus

Consiste en estimular con la lengua la vagina. El riesgo que conlleva hacer un cunnilingus es sólo teórico, es decir, que apenas hay casos documentados de transmisión por esa vía, lo que no excluye la posibilidad de que pueda suceder.

Durante el período de la menstruación, hacer un cunnilingus sin métodos barrera tiene un mayor riesgo por la presencia de sangre. Y puede aumentar si existen inflamaciones en las encías o heridas en la mucosa bucal.

En el caso de recibirlo, no se considera práctica de riesgo, ya que la persona sólo entra en contacto con la saliva.

Volver al índice


Beso negro

Beso negro

Consiste en estimular (lamer, chupar…) el ano y la zona perianal.
No se considera una práctica de riesgo de transmisión para el VIH (aunque sí lo es para otras ITS, como la hepatitis A).

Puede haber riesgo en el caso de que haya presencia de sangre en el ano (por ejemplo si ha habido una penetración antes o un fist); en este caso se puede utilizar rollo de papel transparente o una barrera de látex como método para impedir el contacto de la boca con la sangre.
Recibir un beso negro no es una práctica de riesgo para el VIH, ya que solo se está en contacto con la saliva de la otra persona.

Ver vídeo: Rimming

Volver al índice


Masturbación Mutua

Masturbación Mutua

Estimular con la mano los genitales de otras personas (pene, vagina, ano…) no se considera una práctica de riesgo para el VIH, siempre que no se use el semen de la otra persona como lubricante para realizar la masturbación. En ese caso sí comportaría riesgo de transmisión del VIH, puesto que puede poner en contacto un fluido con capacidad de infección (semen) con posibles puertas de entrada al pene o la vagina (lesiones y mucosas).

Ver vídeo: Masturbation and HIV

Volver al índice


Besos

Besos

Por profundos que sean, besar, lamer o chupar el cuerpo de otra persona no tiene riesgo de transmisión para el VIH. Ser lamido/a, tampoco.

La saliva no puede trasmitir el virus. De hecho, contiene una sustancia denominada Inmunoglobulina que actúa como protectora contra las infecciones en general. Además, la mucosa oral (a diferencia de la anal) es una de las más resistentes del cuerpo humano y cicatriza muy rápidamente.

Ver vídeo: Kissing

Volver al índice


Juguetes sexuales

Juguetes sexuales

Existen varios tipos de juguetes: vibradores, dildos dobles, bolas chinas… Al intercambiar el dildo tras utilizarlo, se puede entrar en contacto con restos de fluidos presentes en el dildo (sangre, flujo vaginal). Por eso, se puede evitar la transmisión del VIH poniéndole un condón al dildo cada vez que se introduzca en una persona diferente. Con juguetes como las bolas chinas, a los que no se puede poner un condón, la estrategia para evitar la transmisión es que cada uno utilice su juguete. También se pueden desinfectar después de usarlo con una solución de agua y lejía (aunque puede dañar algunos juguetes).

Volver al índice


Sexo en grupo

Sexo en grupo

Se puede evitar la transmisión del VIH usando un condón para cada culo, vagina y para cada pene. Si una persona no se cambia el condón estará protegida frente al VIH, pero pondrá en contacto la sangre y/o fluídos vaginales de las personas a las que penetre con las mucosas y heridas de otras personas. Por eso sería una práctica de riesgo para la transmisión del VIH y de otras ITS.

Otro factor de riesgo en el sexo en grupo es no saber si un preservativo se ha utilizado antes con otra persona, por ejemplo. Además puede resultar más difícil negociar el sexo que se quiere tener, y más aún si se consumen drogas.

Ver vídeo: Sex group

Volver al índice


Prácticas BDSM

Prácticas BDSM

BDSM (bondage-disciplina-sadismo-masoquismo): Son prácticas en las que pueden jugar un papel importante los roles de dominación y sumisión, los fetiches y la exploración del placer/dolor. En la práctica del BDSM es fundamental llegar a acuerdos y respetarlos. Se suele acordar una contraseña de emergencia para parar el juego (por ejemplo: stop). Un aspecto a tener en cuenta en el caso de inmovilizaciones es que se pierde la capacidad de negociación. Conocer a la otra persona y que sea de confianza puede facilitar el cumplimiento de los pactos que habéis establecido de antemano.
El uso de objetos (por ejemplo, látigos o fustas) que produzcan sangrado e intercambiarlos es una práctica de riesgo para el VIH y las hepatitis B y C. Para reducir este riesgo se puede limitar la utilización de estos objetos al uso personal. También se pueden desinfectar después de su uso y antes de compartirlo.

Ver vídeo: BDSM and HIV

Volver al índice


Otras Prácticas

Otras Prácticas

Fist Fucking

Es la introducción de la mano en el ano. Puede ser una práctica de riesgo para el VIH. Se pueden usar guantes de látex para evitar el contacto con cualquier herida que pueda haber en la mano/brazo. Utilizar mucho lubricante ayuda a dilatar y así se evitan desgarros y hemorragias.

Para la primera vez puede ser importante hacerlo con alguien que tenga experiencia. También puede ayudar aprender a relajarse, y haber practicado antes con los dedos y/o con dildos.

Puedes saber más sobre cómo reducir los daños y riesgos en la práctica del fist en estos vídeos:

Ver vídeo: Reducción de daños y riesgos en la práctica del fist

Afeitarse

El afeitado produce irritación, heridas o microheridas en la piel. En este caso se puede evitar el contacto de esas zonas con fluídos con capacidad de infección (sangre, semen, flujo vaginal). Intercambiar cuchillas de afeitar es una práctica de riesgo para el VIH y otras ITS.

Lamer pies, lapos

La saliva no puede transmitir el VIH. No se consideran prácticas de riesgo para el VIH.

Scat

El juego con las heces no es una práctica de riesgo para el VIH, aunque sí puede serlo para la hepatitis A y la adquisición de parásitos.

Lluvia dorada

Consiste en estimular orinando sobre otra persona. No es una práctica de riesgo ya que la orina no transmite el VIH. Incluso si la orina contuviera pequeñas cantidades de sangre, el virus no sobreviviría al ácido, calor, fricción, enzimas y dilución.

Ver vídeo: Reducción de daños y riesgos en prácticas BDSM: Guarreo

Volver al índice

¿Cómo nos afecta?

Infecciones de transmisión sexual (ITS)

¿Cómo nos afecta?

Los hombres gais y bisexuales somos especialmente vulnerables a adquirir alguna ITS. En los últimos años ha habido un aumento significativo de los casos de infección por sífilis y linfogranuloma venéreo (LGV), y se han empezado a reportar un aumento de casos de Hepatitis C (VHC), especialmente en hombres que tienen el VIH.

Volver al índice


¿Cómo diagnosticarlas?

¿Cómo diagnosticarlas?

Una persona puede estar infectada de una ITS y no saberlo, y/o no tener síntomas. Existen recursos sanitarios para realizar pruebas diagnósticas que te ayuden a conocer el estado de tu salud. El autorreconocimiento de los síntomas o lesiones nos permite valorar el acudir al especialista. Sólo un médico puede hacer un diagnóstico y proponer un tratamiento tras hacerte un reconocimiento.Para acceder al sistema público sanitario es necesario presentar la tarjeta sanitaria. En Stop Sida te podemos asesorar y facilitar las gestiones para el acceso al sistema sanitario catalán y el empadronamiento.

Puede ser más difícil acudir al médico si piensas que hay algo malo en tu sexualidad, o que has actuado de forma inapropiada (por disfrutar del placer anal, por el lugar donde tuviste relaciones sexuales, o si pagaste por ellas, o si las tuviste fuera de tu pareja o con muchas parejas sexuales). Si recibes una atención médica inadecuada, el médico te culpabiliza o hace un juicio moral de tu conducta, tienes derecho a poner una reclamación y a cambiar de médico. La información que proporciones en la consulta médica es confidencial.

Volver al índice


¿Cómo prevenirlas?

¿Cómo prevenirlas?

Las ITS son causadas por bacterias, virus, hongos o parásitos. El uso del condón reduce el riesgo de contraer una ITS.Aunque puede ser difícil prevenir todas las ITS, la mayoría de estas infecciones tienen tratamiento y pueden curarse.

Las hepatitis A y B tienen vacuna.

Puedes prevenir la reinfección de una ITS bacteriana/parasitaria o la coinfección con otro tipo o cepa de una ITS vírica si:

  • Avisas a tu(s) compañero(s) sexual(es) que te han diagnosticado de una ITS.
  • Te abstienes de tener relaciones sexuales durante el periodo de curación o tratamiento de los síntomas.
  • Te mantienes en el sexo más seguro después del diagnóstico de una ITS.

Tener VIH puede dificultar la curación de las ITS, y algunas pueden hacer que el abordaje de la infección por VIH sea más complejo, como es el caso de la Hepatitis C. Puedes hablar con tu especialista para que en tus analíticas rutinarias incluyan análisis sobre ITS.

Tener una ITS aumenta el riesgo de infección y de transmisión del VIH.

Volver al índice


¿Cómo tratarlas?

¿Cómo tratarlas?

Las infecciones causadas por bacterias tienen un tratamiento eficaz con antibióticos. Las causadas por virus tienen tratamiento para los síntomas.

Volver al índice

Sifilis

Infecciones bacterianas

Sifilis

¿Qué es?

Es una infección de transmisión sexual crónica generalizada, y en la que se alternan periodos de actividad interrumpidos por periodos en los que no da síntomas.

¿Qué síntomas tiene?

La enfermedad evoluciona por etapas:

1ª Fase: Aparición del chancro sifilítico en el lugar de contacto con la bacteria. Es una lesión normalmente indolora, parecida a una quemadura de cigarro, que puede transmitir la infección por contacto. Aparece aproximadamente a las 3 semanas. Desaparece sin dejar cicatriz pero la bacteria permanece en el organismo.

2ª Fase: Sífilis secundaria: es la fase con mayor capacidad de transmisión. Aparece a los 2-3 meses, con síntomas como erupciones en la piel, malestar general, ganglios abultados, lesiones no dolorosas en las mucosas, entre otros. Los síntomas desaparecen totalmente y al cabo de un año queda latente.

3ª Fase: Sífilis terciaria: aparece a los 5-30 años y puede afectar gravemente al cerebro, corazón y vasos sanguíneos.

¿Cómo se transmite?

Se transmite por contacto con el chancro sifilítico y con piel/mucosas infectadas. Este contacto es más frecuente en la penetración o en el sexo oral.

¿Cómo evitarlo?

Utilizando métodos barrera en la penetración y en el sexo oral, y evitando el contacto con el chancro sifilítico. Se puede diagnosticar a partir de 4 a 6 semanas después de la posible infección.

¿Qué tratamiento tiene?

El tratamiento suele ser con penicilina y elimina la infección.

Volver al índice


Gonorrea

Gonorrea

¿Qué es?

Es una inflamación causada por una bacteria, que afecta sobre todo a la uretra (conducto urinario) en la mujer y el hombre y al cuello uterino, el útero y las trompas de Falopio en la mujer. A veces puede afectar al recto, faringe y ojos.

¿Qué síntomas tiene?

No siempre existen, puede haber personas sin síntomas. Suelen aparecer desde los 2 a los 7 días desde el contacto sexual.

Infección en la uretra

  • Sensación de malestar al orinar.
  • Secreción purulenta de color amarillento-verdoso.
  • Aumento de las ganas y la frecuencia de orinar.
  • Los síntomas pueden ser más acusados por la mañana y pueden aparecer secreciones secas en la ropa interior.

Gonorrea Rectal

  • Malestar anal.
  • Supuración rectal.

Infección de la faringe

  • Generalmente asintomática.
  • Puede producir dolor de garganta y molestias al tragar.

¿Cómo se transmite?

Se transmite cuando tejidos sanos se ponen en contacto tejidos infectados y sus secreciones (del pene, vagina, ano y garganta). Por ejemplo en la penetración sin preservativo, en el sexo oral o el beso negro.

¿Cómo evitarlo?

Usando métodos barrera para evitar el contacto con los tejidos infectados y sus secreciones, como por ejemplo, el preservativo en la penetración y en la felación.

¿Qué tratamiento tiene?

Tiene un tratamiento sencillo con antibióticos durante unos 7 días.

Volver al índice


Clamidiasis y linfogranuloma venéreo (LGV)

Clamidiasis y linfogranuloma venéreo (LGV)

¿Qué es?

Es una inflamación causada por una bacteria, que afecta a la uretra, recto, faringe y ojos. El linfogranuloma venéreo (LGV) es una variante más agresiva de la clamidia.

¿Qué síntomas tiene?

Con frecuencia no produce síntomas. Si estos aparecen se manifiestan entre 7 y 21 días tras el contacto sexual como una secreción clara y transparente acompañada de molestias al orinar.

¿Cómo se transmite?

Se transmite cuando tejidos sanos se ponen en contacto tejidos infectados y sus secreciones (del pene, vagina, ano). Por ejemplo en la penetración sin preservativo, en el sexo oral o el beso negro.

¿Cómo evitarlo?

Usando métodos barrera para evitar el contacto con los tejidos infectados y sus secreciones, como por ejemplo, el preservativo en la penetración y en la felación.

¿Qué tratamiento tiene?

Tiene un tratamiento sencillo con antibióticos.

Volver al índice


Hepatitis A

Infecciones víricas

Hepatitis A

¿Qué es?

Es la inflamación del hígado causada por el virus de la Hepatitis A. Desaparece por sí misma, y nunca se cronifica.

¿Qué sintomas tiene?

La mayoría de las personas no presentan síntomas. En el caso de presentarse, estos pueden ser:

  • Coloración amarilla de la piel o en el blanco de los ojos.
  • Cansancio.
  • Dolores musculares.
  • Orina de color oscuro.
  • Heces muy claras o blancas.
  • Suele confirmarse mediante análisis de sangre.

¿Cómo se transmite?

Por vía oral con heces, por ejemplo practicando el beso negro o chupando tus dedos para lubricarlos si antes los has introducido en su culo.

¿Cómo evitarlo?

Existe una vacuna eficaz para no infectarte del virus de la hepatitis A. Son dos o tres dosis, y suele incluir también la vacuna de la hepatitis B. La primera vacuna da protección durante un año. La segunda a los 6-12 meses te protege durante unos 10 años.
Si no te vacunas, puedes utilizar una barrera física entre tu lengua y su culo, como una lámina de látex o papel transparente para envolver alimentos (que no sea para microondas).

¿Qué tratamiento tiene?

No existe tratamiento específico. Las personas que tienen está enfermedad deben guardar reposo, evitar beber alcohol y ciertos medicamentos y seguir una dieta adecuada.

Volver al índice


Hepatitis B

Hepatitis B

¿Qué es?

Es la inflamación del hígado causada por el virus de la hepatitis B. En un porcentaje reducido de casos (5-10%) se puede cronificar. En algunas de las personas en las que se cronifica puede llegar a producir una cirrosis hepática.

¿Qué sintomas tiene?

La mayoría de las personas no presentan síntomas (75% de los casos). En el caso de presentarse, estos pueden ser:

  • Coloración amarilla de la piel o en el blanco de los ojos.
  • Cansancio.
  • Dolores musculares.
  • Orina de color oscuro.
  • Heces muy claras o blancas.
  • Suele confirmarse mediante análisis de sangre.

¿Cómo se transmite?

Se transmite por vía sexual, de la misma manera que el VIH. El virus está presente en sangre, semen y flujo vaginal, que pueden provocar la infección al entrar en contacto con heridas y mucosas.

¿Cómo evitarlo?

Existe una vacuna eficaz para no infectarte del virus de la hepatitis B. Son dos o tres dosis y suele incluir también la vacuna de la hepatitis A. La primera vacuna da protección durante un año. La segunda a los 6-12 meses te protege durante unos 10 años.
Si no te vacunas, las medidas de prevención para evitar la infección de la hepatitis B son las mismas que para el VIH: puedes evitar la infección utilizando preservativo en tus relaciones sexuales.

¿Qué tratamiento tiene?

Aunque en la mayoría de los casos se resuelve por sí sola, en las formas crónicas está indicado el tratamiento. Las personas que tienen está enfermedad deben guardar reposo, evitar beber alcohol y ciertos medicamentos y seguir una dieta adecuada.

Para más información sobre tratamiento puedes clickar aquí

Volver al índice


Hepatitis C

Hepatitis C

¿Qué es?

Es la inflamación del hígado causada por el virus de la Hepatitis C.
Es la que presenta la mayor tendencia a cronificarse (hasta el 50%). Un 20% de los enfermos acaba desarrollando cirrosis y de estos, en algunos casos, puede aparecer un cáncer hepático.

¿Qué sintomas tiene?

Puede ser que la persona no presente síntomas (60-70% de los casos). En el caso de presentarse, estos pueden ser:

  • Coloración amarilla de la piel o en el blanco de los ojos.
  • Falta de apetito.
  • Malestar general.
  • Trastornos digestivos.
  • Suele confirmarse mediante análisis de sangre.

¿Cómo se transmite?

La principal vía de transmisión es a través de la sangre de personas infectadas, directamente o a través de objetos (tatuajes, acupuntura, jeringuillas, maquinillas de afeitar…).
La infección por vía sexual está relacionada sobre todo con prácticas sexuales de penetración, principalmente en aquellas con mayor presencia de sangre (como el fist fucking) y al compartir lubricante si en él quedan restos de sangre.

Más información aquí.

¿Cómo evitarlo?

  • Utilizando el preservativo en tus relaciones sexuales
  • Evitando compartir materiales con restos de sangrado (fustas, cepillo de dientes, maquinillas de afeitar, agujas para tatuajes…)
  • Evitando compartir lubricante con restos de sangre, en el caso de sexo en grupo

Más información aquí.

¿Qué tratamiento tiene?

En las formas crónicas está indicado el tratamiento. Las personas que tienen está enfermedad deben guardar reposo, evitar beber alcohol y ciertos medicamentos y seguir una dieta adecuada.
Para más información sobre tratamiento puedes clickar aquí

Volver al índice


Condilomas

Condilomas

¿Qué es?

Son lesiones con forma de verruga producidas por la infección del virus del papiloma humano (VPH). Hay más de 100 tipos de VPH diferentes.

¿Qué síntomas tiene?

En la mayoría de los casos, la infección por el virus es asintomática. Algunas formas del virus pueden persistir y producir lesiones en forma de verrugas, principalmente en genitales y ano. Pueden aparecer entre 1 y 20 meses del contacto sexual. Algunos tipos del VPH están asociados como precursores del cáncer anal o de pene. El virus queda alojado en el organismo y la aparición/reaparición de las verrugas varía según la persona.

¿Cómo se transmite?

Se transmite a partir del contacto con la piel/mucosa infectada y con las verrugas, especialmente en las relaciones sexuales. Por ejemplo en la penetración sin preservativo. Es muy poco frecuente la infección por el sexo oral.

¿Cómo evitarlo?

Evitando el contacto con la piel/mucosa infectada y con las verrugas, poniendo una barrera física. Por ejemplo, utilizando el preservativo en la penetración y en el sexo oral.

¿Qué tratamiento tiene?

No hay tratamiento que erradique el virus, aunque puede desaparecer por sí mismo. Las verrugas se eliminan mediante líquidos especiales o cirugía de láser para cauterizarlas o congelarlas. Sin embargo, una vez que se han eliminado las zonas lesionadas, el virus suele quedar alojado en el organismo, por lo que las verrugas pueden reaparecer.

Volver al índice


Herpes genital

Herpes genital

¿Qué es?

Es la infección de la piel de la zona genital o alrededor del ano causada por el virus del herpes simple (VHS).

¿Qué síntomas tiene?

Aparecen úlceras y vesículas de forma intermitente, parecidas a los herpes labiales. Estas pueden provocar molestias, seguido de la erosión de la zona y finalizando en costras, que se curan solas en unos 10 días aunque no se traten. No deja cicatriz.

Aparecen en los genitales acompañadas de picores y secreciones de líquido transparente por el conducto de la orina. También aparecen alrededor y dentro del ano, provocando dolor y estreñimiento. Suelen durar entre 5 y 7 días A parte del dolor y escozor, puede haber malestar general y fiebre.

Tiende a reaparecer, ya que el virus que la produce no se elimina del cuerpo (queda latente en el organismo) y puede reactivarse y reinfectar la piel en momentos en que te bajen las defensas.

¿Cómo se transmite?

Se transmite por contacto con las lesiones y con la piel/mucosas infectadas. También a través de las secreciones en ano, pene y vagina. Por ejemplo en las relaciones sexuales con penetración y sin usar preservativo. También por rozamiento con la zona donde se tiene el herpes aunque no haya penetración. Si se tienen lesiones en los labios también se puede transmitir por sexo oral, aunque es menos probable.

¿Cómo evitarlo?

Utilizando el preservativo, tanto en la penetración como en el sexo oral.

¿Qué tratamiento tiene?

Los tratamientos que existen sirven para que todo este proceso dure menos, pero en ningún caso el tratamiento cura la infección. Dicho tratamiento consiste en un antivírico denominado ACICLOVIR. Se puede aplicar en la zona o tomarse en comprimidos.

Volver al índice

Infecciones parasitarias

Ladillas

Parásito que vive en el vello púbico. Produce picor intenso en la zona del pubis, perineo y otras zonas corporales con pelo.Rasurarse la zona y lavar las prendas infectadas con agua caliente ayuda a su erradicación.

Volver al índice


Infecciones por hongos

Candidiasis

Está causada por el hongo cándida albicans, que puede encontrarse en el interior de la vagina.Los síntomas son malestar y picor en la vagina, con presencia en algunos casos de un flujo blanquecino y cremoso o acuoso.

Se puede transmitir a través de las relaciones sexuales con penetración y sexo oral, por contacto no sexual (usando ropa o toallas no lavadas de una persona infectada) o por un desequilibrio en la flora vaginal, ya que son organismos que siempre están en la vagina y sólo dan lugar a molestias cuando la cantidad de hongos es excesiva.

El tratamiento de la candidiasis es mediante fármacos antifúngicos (anti-hongos) que se presentan en forma de cremas y/o óvulos que han de aplicarse de 1 a 5 días.

Las recaídas son frecuentes. Como medida preventiva se puede evitar la humedad, el sudor y la irritación en la vagina.

Volver al índice